domingo, 28 de junio de 2009

P.N.Tablas de Daimiel

Aquí os presento al Parque y su situación:



Aunque ya hace tiempo de esto, estas fotos que publico son aún de la primavera, que aproveché la vuelta desde Extremadura, para pasarme por el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real.

No había estado nunca, y no me decepcionó. Quien haya oído hablar que es una charca medio seca, y que los cultivos de los alrededores han hecho mermar el acuífero 23, del que depende todo el Parque, tiene su parte de razón, pero cuando lo ví esto era algo que para mí no se correspondía con la realidad, pero claro, habrá que verlo en verano. Tiene algo especial, este parque. Emanaba paz.

Márgenes del Guadiana, aguas abajo del Parque. Aunque los árboles parecen pequeños, os aseguro que eran enormes!
Como muchos sabréis, el Parque se forma por la conjunción de los ríos Cigüela y Guadiana,
que forman un ecosistema peculiar denominado tablas fluviales, formación que se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela, favorecido por la escasez de pendiente en el terreno.


Los árboles de abajo son Tamarix canariensis, como bien dice el cartel, que se disponen en terrenos más o menos secos, pero que pueden inundarse. En este parque estaban sobre todo en las islas, como La Isla del Pan ¡qué nombre más gracioso!


Aquí un paseo entre zonas encharcadizas, y la Zadorija (Hypecoum imberbe):

El caso es que el Parque se forma en 1973, estando muchas veces en grave peligro de desaparición. Ha tenido muchos problemas, y todavía los tiene (próximamente habrá un post específico sobre humedales, si os interesa).
Abajo parte de la cartelería del Parque, bastante buena, y una hembra de porrón ¿común? (que alguien me corrija si me equivoco):



Para los problemas de Las Tablas, mirad aquí, aquí y aquí.
Ya sabréis que se le han derivado aguas de Trasvase Tajo- Segura, que no ha sido suficiente, que se pretende trasvasar de otros sitios menos indicados, y que va a perder
la figura de protección de Reserva de la Biosfera.
Fauna: a pesar de la abundancia de especies, el hecho de que fuera el puente de San José, con todos sus visitantes, hizo que los animales escasearan. El parque es visitado por aves, como uno de sus atributos más llamativos, ya sean estivales (primavera y verano), invernantes (otoño e invierno) o sedentarias (todo el año).
De entre todas ellas no vimos Pato colorado (Netta rufina)
, Ánade friso (Anas strepera), Avetorillo Común (Ixobrychus minutus), o Garcilla Bueyera (Bubulcus ibis), o la preciosa Garza Imperial (Ardea purpurea), ni bigotudos (Panurus biarmicus) o Escribanos soteños (Emberiza schoeniclus); pero si vimos las fotografiadas, más alguna más como el Carricero común (Acrocephalus scirpaceus) y el Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), y oímos el ruiseñor bastardo (Cettia cetti).
Aún así, fue una experiencia de las chulas, recorrer las tablas de Las Tablas (esto es porque el camino estaba hecho de tablas).
Bueno, a lo que iba, aquí os dejo más fotos, espero que os gusten.
Ánsares (Anser anser):



Pollo de Gallineta (Gallinula chloropus) y Cigüeñuela (Himantopus himantopus), y una Focha (Fulica atra).

Por cierto, ¡no os he hablado nada de vegetación! Las plantas se adaptan a las diferentes salinidades del agua, porque el nivel freático es muy alto y casi todas las plantas del parque tienen las raíces en el agua en algún momento del año. El cigüela, al ser un aporte de agua salobre, favorece la presencia de la masiega (Cladium mariscus), y el Guadiana, de agua dulce, favorece la del carrizo (Phragmites australis). El masiegal abunda extraordinariamente, y es el más extenso de los que aún subsisten en Europa Occidental. También hay juncos, algas (Charáceas), llamadas ova, aneas (género Typha), castañuelas (Scirpus maritimus), etc.
Aquí unas fotos sobre pruebas para la recuperación de la masiega, que parece que ha perdido terreno ultimamente:


Para ver más fotos, mirad en Picasa y Flickr

Magnífico Críalo

Debido al gran nº de comentarios recibidos (bueno, tampoco han sido tantos) acerca de lo chulo que está el críalo de un post anterior (el de Extremadura), me he decidido a desempolvar sus otras fotos para que todo el mundo pueda disfrutarlas, igual que las disfruto yo. Esta diría yo que es la mejor:

En mi viaje a Extremadura, pude comprobar que los críalos son muy esquivos: además de no haberlos visto nunca bien hasta ese momento, aluciné porque son realmente chulos de cerca, y muy característicos en sus furtivos movimientos.
Íbamos por un camino de tierra (como una pista forestal), por los interminables campos de Cáceres, cuando vimos una parejilla de aves medianas, parecidas a urracas o rabilargos, bastante oscuras por encima y claras por debajo. Eran críalos (Clamator glandarius), su nombre en latín hace alusión al ruidaco que hacen para comunicarse entre ellas. Parecen cotorras. Tienen varios reclamos, el más usual es matraqueante, pero también parecen a veces una rapaz.


Aquí hay escondido uno de ellos, tras las ramas de una retama.
Los críalos en realidad son de la familia de los cucos, Cuculidae, y son aves parásitas. Para el que no lo sepa, los cucúlidos se muestran muy cautelosos cuando llega la hora de poner los huevos. Pueden pasarse horas observando sus incautos "padres adoptivos". En este caso concreto, el críalo parasita córvidos (cornejas, urracas, rabilargos...), poniendo huevos en los nidos con puesta (se llevan los que no interesan, para que cuadren los números y no "cante" mucho), que posteriormente criarán los padres adoptivos.
Las hembras ponen uno o más huevos y , a diferencia del cuco (Cuculus canorus), donde el tiempo de incubación es más corto que los huéspedes y sale antes el polluelo parásito, lo que facilita que el polluelo
asesine a sus hermanos, tirando los huevos o polluelos hacia fuera del nido, donde tendrán una muerte segura, el críalo no tira a sus hermanos del nido, pero la hembra al poner los huevos, puede picar estos.


Fue muy difícil sacar unas fotos buenas. De entre las muchas "echadas", he elegido estas que quiero compartir, porque me han hecho conocer más cómo son, qué posturas adoptan, aunque los haya visto muchas veces en las guías. Me gustan mucho las fotos en las que están en vuelo (qué pena, sólo hay dos), y cuando estiran el cuello y erizan la moña.





Y aquí os dejo estas últimas fotos y el vídeo al final, en el que se zampó el tío un montón de orugas peludas en un momentico... espero que os gusten.



Aquí tenéis una buena página para informaros, si queréis profundizar. Y esto está genial para distinguir los plumajes
Aquí va el vídeo, que yo creía en alta definición, pero que se ve de pena:
video

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...