lunes, 6 de febrero de 2012

Escapada de fin de año a la Sierra de Cazorla (Jaén) - PARTE II

Seguimos el viaje anteriormente relatado, entrando en la Sierra del Pozo y acercándonos al Pico Cabañas.

Los pinares de Pinus nigra más viejos de la Península se encuentran por aquí.

Abajo, todo pequeñito, mi hermano apoyándose en el tronco de ese gran pino.




Por todas partes había suelo helado. No en vano había unos 3 graditos con un viento que helaba. Curiosas las formaciones y dibujos de la hierba y la pinocha en el hielo...



Más árboles añosos:





Sierra Nevada, al fondo

Un tronquito de, al menos, 700 años (estuve contando anillos pero me cansé). Dicen que hay ejemplares milenarios aquí.


El Pico Cabañas
Carbonero garrapinos (Periparus ater)
Vimos también piquituertos (Loxia curvirostra). ¿Qué por qué los llaman así? Echad un vistazo más abajo... ese pico curvado y entrecruzado les sirve para sacar los piñones de las piñas, su alimento básico. Para más información, ved el blog de Javier, todo un crack de la naturaleza y un buenísimo divulgador: http://lanaturalezaquenosqueda.blogspot.com/2010/03/el-pico-del-piquituerto.html




Esta última foto no es mía, pertenece a http://elojodelbuitre.blogspot.com/2011/03/aves-pico-cruzado-loxia-curvirostra.html
Y nos fuimos a comer, muy satisfechos, unos pedazos de bocatas que no se los saltaba un galgo, a este bonito rincón de majuelos y espinos protegidos del viento, cuando:

¿Qué eso que se mueve a lo lejos? Son ciervos...¡¡No!! ¡¡Son gamos!!



Estaban lejísimos, pero al final nos olieron u oyeron... pero al rato largo, ¿eh? que fuimos muy silenciosos y cautos. Mirad cómo nos observaba. No debimos parecer muy amenazantes, porque se fueron tranquilamente, comiendo y parando cada dos por tres. 
Proseguimos nuetro camino, en busca de nuevos hitos naturales. Y en ese camino vimos lejanas cascadas heladas, bonitos muérdagos con sus bayas (ver la entrada de Javier, os la recomiendo encarecidamente)...



Y vimos el Pino de las Cruces, llamado así por estar en una encrucijada de caminos, y por sus ramas horizontales. Aunque no parezca muy grande... ¡no me cabía bien en la foto!








Estos pinos anteriores eran impresionantes. El último árbol es un tejo (Taxus baccata) milenario. Perdón por los colores irreales, pero la foto tenía mucho contraste de luz y ha salido así de rara. Para haceros una idea de cómo era el tronco de gordo, comparar con este ser humano...





Y así se acaba la aventurilla de final de año, tan fría y llena de fauna y flora magníficas.

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...