domingo, 28 de marzo de 2010

Viaje Pirineos-día 3º: Pirineo Navarro(III). Embalse de Irabia.


Tercera jornada en Irati. La zona de acampada se quedó desierta, a pesar de que aparecieron tropecientos seres de edades tempranas de la nada, la noche anterior, y a las 7 de la mañana ya estaban con sus cánticos religiosos (hay que joderse, con la horita que era... ¿no podían haber esperado a irse?). Bueno, pues desaparecieron al buen rato los ruidosos jovenzuelos, y nos volvimos a dormir...

Imágenes del sitio de acampada, y de la nacarada, again...



Cuando salimos, un cuervo nos saludó, desde su atalaya:


Nos adentramos en la ruta que hay alrededor del embalse de Irabia, en este caso en la ruta de "Los paraísos-Erlan". Y la verdad que había sitios paradisíacos!

Vista fugaz del hayedo, a un lado del camino...

Conforme avanzábamos, el bosque se hacía más denso, y menos luz llegaba hasta abajo... en la primera foto, se ven hongos de los troncos, en la tercera agujeros hechos por el Pito negro (Dryocopus martius), lo sabíamos por el tamaño, y porque es buena zona de pícidos (también de pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos).


En la zona de Los Paraísos, ya se daban unos buenos ejemplares de haya ¡calculamos que algunas tenían más de 50 metros y quizá más de 60! Os recomiendo pinchar para ver lo chulo que era el paisaje...


A continuación unos habitantes de la corteza (un hongo, quizá Coriolus versicolor, y un líquen inusualmente grande llamado Lobaria pulmonaria, conocido como musgo pulmonar (in english) por la semejanza con los lóbulos pulmonares):








Más Lobaria, y un musgo con detalle de las cápsulas:


El bosque podía ser bastante oscuro en algunas zonas. Bajo su manto, encontramos alguna plantilla: una orquídea, Epipactis sp., un fresal (Fragaria vesca), y una ¿pirolácea? (ya me gustaría a mí, ya... pero es que no tengo ni idea de lo que es)



En los bordes del camino, ya con más luz: un brezo, y una Melanargia galathea (corregidme si me equivoco):



Un zarcero común (Hippolais polyglotta) ¡qué suerte, nunca había visto! y una zona del bosque donde vi los duendecillos del bosque, los Agateadores -creo que-norteños (Certhia familiaris)




Aquí comimos, en una adorable y potita zona junto al río, con un puente, desde el que divisé, además del zarcero, al fugaz Mirlo de agua (Cinclus cinclus) y la hermosa Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea), signos inconfundibles -sobre todo el primero- de que el río está en un estado inmejorable, sin contaminación...


Y es que el río era salmonero...

Aquí un enlace con el blog de mi hermana, donde explica qué eran esas pequeñas manchitas que había en el agua.

video

No sé si se aprecia, pero en el vídeo se ven pequeñas cositas que van haciendo cola para subir por la cascadilla ¡son salmones diminutos! Era graciosísimo ver cómo después de caer otra vez, se ponían detrás de sus congéneres a guardar cola, e iban avanzando la mar de disciplinados, je, je...

Una lagartijilla, y un chochín (Troglodytes troglodytes), cantando furiosamente entre las ramas, sin apenas dejarse ver, pero muy cerca de nosotros.


Empezamos a andar otra vez, y alcanzamos una zona muy linda, con su refugio, que resulta que al pasar el río era ya Francia...


Otra lagartija, no sé cual (herpetólogos del mundo, ayudadme!):


Una panorpa (Creo que Panorpa communis) o mosca-escorpión ¡Vaya bichejo más feo! No lo había visto hasta ese momento...

y un agradable paseo de vuelta:


Eupatorium cannabinum, Nacarada de nuevo, y un paisaje francés:





Ya de vuelta, el cielo se oscurecía dramáticamente:

Aquí una labiada desconocida para mí, quizá Stachys sp...

Más imágenes:


El embalse de Irabia antes de que se rompiese el cielo, y nos cayese la tromba de agua más grande de nuestras vidas...¡a correr!


Después de llegar al coche, siguió lloviendo casi ininterrumpidamente de una forma que daba miedo, así que nos fuimos hasta el albergue más próximo a cenar, porque lo de dormir no estaba muy claro, no sabíamos si la tienda estaría inundada. Al final no, caímos como fardos en los sacos, y no recuerdo nada más...

5 comentarios:

  1. Vaaaaya pedazo de reportaje fotográfico! Me ha encantado especialmente el zarcero y la panorpa... aunque si me muestran esa foto y me dicen que se trata de un bicho alienígena, me lo creo. Menudo bichardo.

    Muy interesante el blog, me pasaré tan a menudo como pueda. Un saludete.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Dr. Litos, me alegra que te guste. A mí me gusta mucho también el zarcero, era una especie que no conocía y de pronto estaba a dos metros de mí! La panorpa es uno de esos bichejos que de cerca dan un poquito de reparo, pero mirándolo bien es interesante, no deja de parecer un alien como tu dices.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Los musgos colgantes bajo la foto de la Lobaria son mayormente del género Neckera, muy característicos de sitios de humedad extraordinaria y poca luz. Como siempre, encantado de ver que el bloj goza de muy buena salud. Me encantan tus entradas aunque no comente en todas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muchismísimas gracias, Dr. Copépodo. A mí me pasa también con el tuyo... aunque no comente, siempre disfruto con tus entradas. Y muchas gracias por las aportaciones, claro...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, aunque con un poco de retraso, pero nunca es tarde..., la "bicha reptiliana" parece una lagartija roquera (podarcis muralis).
    Un saludete y enhorabuena por tu blog que es sumamente entretenido.

    ResponderEliminar

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...