domingo, 14 de noviembre de 2010

Spiranthes spiralis, una orquídea...¡otoñal!


Buscando setas al borde del camino, la encontré de casualidad. Habiendo sido avisado por mi hermana de la existencia de hongos, y después de descubrir una simple Russula de esas que no se sabe nunca qué especie será, descubrí lo que parecía mi primera Amanita phaloides. Me agaché junto a ella para tomar unas fotos y descubrí una sorpresa aún mayor.


Me escondí para que no me vieran (y por tanto, vinieran) unos niños provenientes de un coche que se paró junto a nuestros vehículos. Nunca he entendido muy bien a los humanos. Puede haber un claro al borde de la carretera, desierto durante toda la mañana. Basta que un coche se pare para que (lo llamaremos efecto llamada) al poco tiempo aquello parezca una romería de la gente que se para, para admirar lo que supuestamente otros admiran. Eso es algo que me irrita soberanamente cuando quiero que algo (un animal, planta, hongo...) pase desapercibido. Bueno, después de tanto rollo, lo que quería decir es que al final vinieron y ¡oh, sorpresa! no arrasaron con todas las setas que había. No eran de esa especie, Homo horribilis, que no deja títere con cabeza ni claro de bosque sin setas. Debía de ser una variante menos destructiva.

Y... allí estaba, una planta minúscula. La tan saboreada en mis guías de campo Spiranthes spiralis, pero que nunca había visto. Os sorprenderá saber, como me pasó a mí, que esta es una orquídea diminuta. ¡No medía más de 10 a 15 cm. la planta entera! Imaginaos lo pequeñísimas que eran las flores. Aunque las fotos que saqué de la planta entera estaban mal, cada flor mide unos pocos milímetros (3 ó 4, a ojímetro).





El nombre viene dado por su característica disposición de las flores en espiral, a lo largo de la parte superior del tallo. Además, tiene una roseta basal de hojas (que es como se llama a las hojas cuando salen todas juntas de la base del tallo) y una fenología algo especial: florecen en agosto, septiembre... ¡e incluso octubre!
Doy fe de ello puesto que esta foto la hice cerca del Cañón de Añisclo el puente del Pilar, el del 12 de Octubre. Espero que os guste.


Posted by Picasa

21 comentarios:

  1. Maravillosa forma de empezar la semana, con esta imágen fantástica de la orquídea otoñal. Gracias por compartir tu descubrimiento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es preciosa!

    Me alegro que la encontraras y nos la mostraras para poder disfrutar nosotros tambien de su belleza.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonita! la orquídea será diminuta pero tu la has hecho grande al mostrarla.
    Es un privilegio poderla conocer a través de tu objetivo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Joselez, pues si que parece larga la spiralis esta.
    Te han quedao unas buenas fotos, ya lo creo.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Ciberculturalia, por tus palabras y ese entusiasmo contagioso. Un beso.

    Me alegro de que os haya gustado, Mª Angeles y Jose. Y pensar que casi la pisé! Un beso.

    Hola, Montse. Muchas gracias. Es muy bonica, como decimos aquí, los murcianicos. Un abrazo.

    Hola, Abi, muchas gracias también a tí. Bueno, parece larga pero en pequeño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ... pues a ésta Josélez le tenía unas ganas y nada de nada... Me conformo con verla en tu blog.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente blog Joselez y muy buena fotografía, me quedo siguiendote... va un cordial saludo... Rodisi

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Anzaga, ya sabes que es otoñal... seguro que otro año la ves.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Rodisi, ya ves que lo mío no es la rapidez en la respuesta, pero aquí está ya. También yo, después de ver los tuyos, me he unido a tus seguidores, me han gustado mucho.

    Muy agradecido por tus palabras. Un cordial saludo a tí también.

    ResponderEliminar
  10. Hola Joselez. Tienes un blog bien guapo! Felicidades.

    En cuanto a los acentores alpinos, no sé si te pilla cerca Cabo Cope. El año pasado, en febrero, vi un grupito de 3 ó 4 individuos en unos riscos casi al pie del sendero que va pegado al acantilado hacia el sur del faro. Fué uan pasada verlos con el mar de fondo y las gaviotas chillando! Suerte si lo intentas.
    Un saludete.

    ResponderEliminar
  11. Bonita especie y amena explicación. Menos mal que hay humanos considerados...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Es tanto el entusiasmo y felicidad con que narras el encuentro, Josélez, que uno se olvida rápido del episodio del coche, los niños, y de la m... que los p... a todos (dicho con guasa, sin violencia).

    Gracias por compartirlo, y por hacerlo así.

    Un abrazo.

    :-)

    ResponderEliminar
  13. Josélez, muy felices fiestas y un gran 2011

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Hola, Rafa. Muchas gracias por tu información. Un saludete también a tí.

    Gracias por tus palabras, Fcº Javier, aunque sea con bastante retraso, saludos.

    Gracias a tí, diminuto, con lo que yo he disfrutado y me he reído con tus historias... Un abrazo a tí también.

    Hola, Pablo, happy niu yiar a ti también. Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Preciosa, muchas veces nos pasan desapercibidas verdaderas maravillas...un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Vistosas y agradables tomas. Me gustan. Gracias por la información. Saludos y buena semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  17. Belo trabalho...Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  18. Una verdadera maravilla de la naturaleza las orquideas. Las fotos están lindas.
    Saludos.
    Sill

    ResponderEliminar
  19. Gracias a todos con retraso:

    taio, Catarina, ANRAFERA, Fernando y Sill.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...