viernes, 24 de julio de 2009

Cigüeñas blancas (Ciconia ciconia)

Estas fotos son de mi viaje a Extremadura:



Estas en Trujillo:



Paseando por el campo... ella, y yo también.

Estas son del entorno y del Paraje Natural o Monumento Natural de Los Barruecos.




Bonitas, ¿eh? a mí me encantan. ¿Por qué las tenemos tan consentidas y nos caen tan bien?

sábado, 18 de julio de 2009

Campos de Hernán Perea (o Pelea)

Hoy no quiero decir casi nada, sólo mostrar estos paisajes, y es que estos campos son muy bellos.



Aquí el famoso Pino Galapán (Pinus nigra subsp. salzmanii), que no me cabía en la foto (aunque no lo parezca, es impresionante de grande).



Conduciendo hacia los Campos, se estaba haciendo de noche...



En Los Campos de H. P. propiamente dichos, se respiraba una paz que en pocos sitios he notado. Son unas extensiones enormes de tierras, algunas ya cultivadas, sin rastro de árboles, si acaso un majuelo como el siguiente, aislado, y algunos pinos en las montañas calcáreas circundantes. Y poco más. Soledad.

La aridez aparente viene dada por los grandes cambios de temperatura que sufren estos campos. Sólo plantas herbáceas como las gramíneas, superan estas temperaturas altísimas en verano y bajísimas en invierno. Y las variaciones del día y la noche son también brutales, como pude comprobar.



Cerca, donde empezaban a abundar los pinos negros, había manchas de enebro rastrero, planta que adopta así una forma que le hace resistir mejor las heladas y las nevadas. En el interior de estas manchas de matorral se alojan muchas plantas, protegidas así por el enebro.



Esta disposición en la vegetación (qué es una asociación vegetal perfectamente descrita) de los pinos y especies que lo acompañan, a mí me recuerda a un jardín o un campo de golf grandioso.





Cerca, La Sagra. Y un pino negro o laricio solitario, de esos de forma de bandera, batido por los vientos.



viernes, 17 de julio de 2009

¿Cerramos por vacaciones ? ¿O no?

Bueno, esta entrada tan seria es para despedir el blog.

Noooo, solamente unos días, se entiende (gracias a los que os habéis tirado del pelo y habéis salido a la calle con las pancartas entre gritos de desesperanza y horror, pero no, quizá en otra ocasión). Tengo que hacer trillones de cosas y estoy aquí sentado, sin preparar nada, cuando tengo tanto que preparar, y comprar, etc. Así que os dejo así, friamente. Como soy un poco sosoman, no sé qué decir ahora, no tengo nada preparado. Bueno, sí, que un abrazo a todos, que os agradezco mucho las visitas y comentarios, y perdonad que no os conteste estos días, ni os visite ni comente (de hecho últimamente he estado parco para comentar, pero es que sois tantos...!, y yo tan lento para escribir).

En fin, que prometo dedicaros un post cuando vuelva sobre los Pirineos, o algo que me haya gustado de allí (¿no os lo había dicho? Sí, a los Pirineos... qué gustazo), ya veréis. Besitos y abrazotes a tod@s!

P.D.: No sé cuando volveré, por si acaso he programado unas cuantas entradas por si la canícula deja el universo bloguero sin mucho que ver ¡espero que os gusten! :)

martes, 14 de julio de 2009

Jara Blanca, Estepa blanca (Cistus albidus)

Hoy no voy a soltaros mucho rollo. Simplemente deciros que esta es la jara blanca (Cistus albidus), muy abundante en matorrales de sustrato calizo (al contrario que la mayoría de las jaras).

Las jaras son especies pirófitas, es decir, que son favorecidas por los incendios, tan abundantes éstos (los incendios) en las zonas de clima mediterráneo (que está no solamente alrededor del Mar Mediterráneo, sino en muchos lugares del globo con veranos secos y calurosos), como California en EEUU, algunas zonas de Chile, Sudáfrica y Australia.

¿Qué ha hecho a las jaras pirófitas? El fuego tiene la ventaja de que elimina las especies competidoras, y la jara aprovecha las altas temperaturas para expulsar de sus cápsulas millones de diminutas semillas, de manera que una de las formas de detectar que ha habido un incendio no demasiado reciente es cuando se ve una extensión grande con casi exclusivamente una masa de jaras todas del mismo tamaño, sin llegar a su altura máxima, ya que empezaron a crecer todas al mismo tiempo.

Y dicho esto, que al final ya me he enrrollado, allá van las fotos de la conocida jara:





viernes, 10 de julio de 2009

LAVANDAS

Las lavandas son plantas de la Familia Labiadas (Lamiaceae), cuyo nombre viene de la corola bilabiada o con dos labios que suelen tener. Son labiadas géneros muy conocidos como los del tomillo, romero, ajedrea, rabogato, salvia, menta, etc., que poseen esencias volátiles, por lo cual son aromáticas (la mayoría huelen requetebien), y por tanto suelen usarse como condimentarias. También tienen usos medicinales (para la digestión, estómago, tos, como desinfectante de ambientes, para curar heridas, incluso para evitar la transpiración excesiva, etc., entre las muchas propiedades que se les atribuyen).

Hay varias especies de lavandas en la Península, llamadas lavanda, lavandín, espliego, cantueso, alhucema, etc. Yo voy a mostrar aquí solamente 3 de ellas, de las naturales o autóctonas del Sureste peninsular, porque sólo tengo fotos de estas. El espliego o lavandín (Lavandula x hybrida), es cultivada por sus esencias de todos conocidas, así como Lavandula latifolia, que se encuentra de forma natural en zonas más altas. Hay otras en la Península, como Lavandula lanata, Lavandula viridis y Lavandula angustifolia, también cultivada esta última.

Usos: se dice que tienen aplicaciones medicinales (en infusión), para dolencias de estómago y riñón, y también he leído que la lavanda se usa para que los niños duerman, poniendo un saquito de lavanda bajo la almohada, ya que induciría al sueño.


La primera especie es Lavandula stoechas L., llamada cantueso, prefiere vivir en suelos de naturaleza silícea (no le van nada los calizos), por eso no suele ser muy abundante en Murcia, mayoritariamente caliza, y es un bellezón. Aquí Lavandula stoechas subsp stoechas:




Y aquí la subespecie pedunculata, presente en el Centro, Sur y Suroeste de la península, aunque algunos la denominan como especie, sería entonces la Lavandula pedunculata (Miller) Cav.:



Como véis, tienen lo que se llama inflorescencia, un conjunto de flores pequeñitas en una especie de espiga ( las flores son las cositas más oscuras que sobresalen por enmedio), mientras que el resto, incluídas las hojas transformadas (brácteas en botánica), de color lila o malva más claro, tienen la función de atraer insectos, y por eso parecen pétalos. Pero no lo son; curioso, eh? Es uno de los ejemplos donde un conjunto de flores funciona como una sola, pero más grande y llamativa. Ya os pondré más ejemplos en sucesivas entradas.

La segunda, no menos bonita, es la Lavandula dentata L. Cantueso dentado y espliego dentado están entre sus nombres populares. Se llama así porque sus hojas tienen el borde dentado. Es cultivada como ornamental. Le gustan los suelos calizos y forma matorrales en sitios próximos a la costa, o penetra al interior pero sólo en sitios cálidos y soleados, como en las solanas (zonas de los montes donde más da el sol, a diferencia de las umbrías, que suelen dar al Norte-Noroeste, que es donde menos incide el sol).




La tercera en discordia es la Lavandula multifida L. Ésta es quizá menos vistosa, pero también bonita:


Su nombre proviene de que sus hojas están muy divididas (multidivididas) en "hojitas" más pequeñas. Aunque prefiere suelos calizos, también se da en silíceos y arcillosos.

Ya sabréis que lo de utilizar los nombres populares está muy bien, pero puede dar lugar a error, ya que una misma planta puede llamarse de distinta manera según la zona o lugar en que nos encontremos, con más probabilidad si cambiamos de provincia o Comunidad Autónoma. Además, para diferentes especies de un mismo género podemos tener el mismo nombre vernáculo, o varios diferentes... en fin, todo esto nos puede hacer bastante lío, por eso los botánicos prefieren usar los nombres científicos. Sobre todo hay problemas en algunos géneros con mucha variabilidad como los tomillos, podemos tener algunas especies sin nombre común específico, son tomillos en general (como mucho tomillo morao, tomillo macho, cantueso, mejorana, pebrella,...). Si pensamos que hay 14 especies de tomillo (Thymus), y 28 de un género próximo, que a veces es confundido con el anterior, Teucrium, sólo en Murcia, nos podemos hacer una idea de lo lioso que puede llegar a ser. Por eso recomiendo los nombres científicos, y los vulgares o vernáculos con prudencia.

Bueno, espero que os haya gustado. Decidme si os ha parecido un rollo, o interesante, o demasiado extenso, o corto... y así sabré más para sucesivas entradas.
Espero vuestras aportaciones, gracias con antelación. (Y si veo que tiene éxito, igual me animo con otras entradas de labiadas, y/o de orquídeas, ya veremos...)

MARIPOSA MACAÓN

Hola, chicos, aquí os traigo esta bonita mariposa macaón (Papilio machaon Linnaeus, 1758);
a ver si os gusta, a mí me parece de una belleza impresionante, aunque no sea una foto sobresaliente.
También, de paso, quería ver si me salía lo de poner las fotos en grande, y parece que sí.



viernes, 3 de julio de 2009

Viaje a Lugo (I)


Un puente de estos me fui a Lugo, con un amigo, en tren, ¡en litera!
Le tengo un cariño especial a Lugo, ciudad cómoda para vivir. Lo único es que llueve mucho, pero por lo demás... se come muy bien. Además de tener allí unos parientes-amigos que me caen muy bien, en todos los viajes que he hecho allí siempre me he encontrado con gente maja, superhospitalaria, paisajes muy bonitos... perfecto destino.

Mi libro de cabecera, y un cedro al llegar a la estación.

Después del Nomeolvides (Myosotis), si os fijáis hay un pequeño pájaro a la derecha de la rama del abeto, parece un Mosquitero papialbo (gracias, Copépodo)

Aquí un trébol muy bonito:

Y varios habitantes de la muralla de Lugo. ¿Sabíais que Lugo es la única ciudad europea donde se conservan unas murallas romanas en casi perfecto estado? Si os pasáis por allí, el museo de la ciudad o de la muralla puede ser muy interesante (los romanos se lo curraron un montón). Un mirlo, musgos y líquenes, etc.



Cymbalaria muralis



La catedral, llena de musgo y líquenes ¡es muy bonita!

Y llegamos al campo, a la "aldea"... dos fotos mientras íbamos en coche (todo eran prados, bosques, verde...


Al lado hay un río, como no, precioso, lleno de helechos y plantas en sus riberas:


Polipodium cambricum

Aliso (Alnus glutinosa), árbol de los pocos que tienen una asociación con determinadas bacterias, que les suministran nitrógeno, como las Leguminosas. Está acostumbradoa vivir con las raíces encharcadas, ya que está siempre en los márgenes de los ríos.

Un arce (Acer sp.) y un Ranúnculo.


Digital (Digitalis purpurea)

Algunas fotos del río






Helecho real (Osmunda regalis)


Unos prados cercanos, donde aluciné... daban ganas de revolcarse por los prados, tan bonito era todo que quería impregnarme de todo ello, que no se me olvidara. Lástima que estuviera todo mojado, no paraba de llover. Estas fotos se tomaron en los descansos de la lluvia


Y plantitas... desde el roble (Quercus petraea), al castaño, pasando por un geranio, y por la menta de lobo




Una Escrofulariácea (Parentucellia viscosa) y
Escobón (Cytisus ¿scoparius?)

Lágrimas de la Virgen (Briza maxima) y una malva, con varios visitantes:

Seguirá próximamente...

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...