viernes, 14 de agosto de 2009

PAN Y CIRCO o... una entrada para dar envidia




Aquí habéis podido ver un adelanto, para abrir boca.

Bueno, chicos/as, aquí estoy, de nuevo. ¡Ya he vuelto!
Lo he pasado hiper-mega-super-bien, como podréis suponer.
Vosotros diréis: "Jo, este ha vuelto de vacaciones con ánimos renovados, ha descansado lo de todo el año y tiene energía para dar y repartir". Bueno, en parte es verdad, pero por otra parte he tenido unas vacances algo moviditas, y es que los madrugones, las esperas, las prisas y los agobios también han estado por doquier. Y no es que uno los lleve muy bien, que digamos. Ahora necesito las vacaciones de descansar, que se llaman. Supongo que me odiaréis ("Joder, no le basta a este con una semana y pico por Los Pirineos, no, más otra en un crucero del Mediterráneo, el tío quiere más..."), pero es que ha sido cansado... aunque, que me quiten lo bailao, y voy a dejar de quejarme porque queda muy mal, parece que lo estoy restregando ante gente que, a lo mejor, ni siquiera tiene vacaciones, y eso tampoco es, no .

Bueno, para el que no lo sepa, aquí el señorito se ha metido entre pecho y espalda un viaje en coche por los Pirineos navarro, oscense y leridano ¡nada más y nada menos! Aunque suena muy ambicioso, tampoco vimos tanto, porque hay mucho que ver, primero, y segundo porque hicimos alguna ruta andando, pero también hicimos mucho en coche. Hay que pensar que aunque los lugares estén más o menos cercanos en el mapa, en la realidad las distancias por carretera pueden ser muy distintas si dos puntos se encuentran en valles separados por crestas o montañas muy altas, esto puede significar varias horas en coche, y más aún si las distancias son más largas, claro.

El segundo viaje, más mundano, un crucero por el Mediterráneo, ha sido más social, más de visitas culturales, de ocio en manada...pero me ha gustado mucho, bueno, según qué, pero en general ha estado muy bien. No sólo hay que mirar que estás en una ciudad flotante (el barco era bestial de grande), sino que cada día parábamos en un puerto diferente y visitábamos algo de lo que hubiera por allí: Mónaco, Florencia y Pisa, Roma, Nápoles, y Túnez. Me han encantado todos estos lugares, lo malo es que ahora me apetece visitarlos con más tiempo porque esto ha sido para abrir boca, se necesita ir con mucho más tiempo y dedicación.

¿Por qué he llamado a la entrada pan y circo? Pues sencillamente porque describe dos cosas que han caracterizado, respectivamente, los dos viajes que he hecho... ¿Por qué? ¿Qué significa el pan?

El pan se refiere a la multitud de bocadillos o bocatas que he tenido que tragarme en Los Pirineos... creo que no había comido tantos desde que era un muchachuelo y me los comía como si fueran chuches, esa época de las meriendas, de las excursiones con los "bollicaos" o boy scouts, de los campamentos en Jaén, en Teruel, en Cuenca, en Lugo... ¡qué recuerdos! Pero bueno, esto es una broma, el viaje no se redujo a eso aunque gran parte de la energía utilizada venía de ahí, no sólo de combustibles fósiles.

¿Y el circo? Aunque he visto un circo en Roma que me ha impresionado, el Circo Maximus (un circo romano, no de esos de payasos, no os vayáis a pensar...), ya que nos dijo la guía que podía albergar en el pasado más gente que en el estadio de fútbol más grande de la actualidad, el Maracaná ( y la cifra que dió no sé si era de 23.000 personas o de 32.000, a mí es que los números me bailan en la cabeza cuando se trata de recordarlos, ahora en internete veo cifras que van desde 100.000-150.000 hasta 350.000 ¡qué pasada!). Pero sobre todo es porque en el barco, algunas cosas eran de circo. Había mucha fauna variada (gente de variado pelaje), pero también había luchas de gladiadores (figuradamente, se entiende, esto es para dar más tensión narrativa a la historia) para llegar cuanto antes a pillar sitio en el bufé (buffet libre, música para los oídos españoles), coger la máxima cantidad de comida posible que cupiera en los buches, y a pasar el día bebiendo sin salir del barco o en las excursiones que había cada día. Lo de la piscina no era muy diferente. Rodeado de gente por todas partes, era muy difícil encontrar alguna hamaca libre, aún más si daba el sol (y yo pensaba: pero si somos todos españoles, ya nos da bastante el sol, a no ser que uno fuera del norte de España), todo eso bajo un ruido ensordecedor, que a veces era música -o algo similar-, y otras eran los animadores con algún juego como el bingo, gritando por megafonía. De todas formas ya os iré contando, el personal era inmejorable, la comida, magnífica, etc., etc.




Bueno, ya sé que no os doy ninguna pena, pero como este es mi blog, iré detallando los diversos momentos de los viajes como me dé la gana, por supuesto el primero tendrá intercalados diversas entradas de animales, plantas, paisajes, y el segundo imágenes y entradas de los sitios visitados, y alguna del barco. Como dice arriba...¡Porque yo lo valgo! Quizá sea un caos, porque la cantidad de imágenes que tengo me desborda, pero intentaré hacerlo lo más digerible posible, porque en realidad este blog es también para vosotros, claro (no soy tan egocéntrico).

Hasta la próxima, ya os iré comentando en vuestros blogs, necesitaréis paciencia porque creo que voy a tardar en organizar mis fotos y cabeza, y en visitar tantos sitios de la blogosfera (o blogoplancton, como dice copépodo) que me están esperando después de este descanso bloguil.

Un saludo a todos, gracias por pasaros por aquí, y en especial gracias a los que me habéis comentado en mi ausencia.

24 comentarios:

  1. ¡Bienvenido, Joselez!
    Muy bueno el motivo del título, jejeje. Las fotos de los Pirineos son preciosas. Espero ver pronto más entradas sobre la aventura mediterránea.

    ResponderEliminar
  2. Hola Joselez, soy miguel, de A SALTO DE MATA, en primer lugar, muchísimas gracias por hacerte seguidor de mi blog.
    Yo acabo de hacerme seguidor del tuyo y he visto amigos comunes, como Begoña del blog "magobe" o Abi de "El lío de Abi", con lo cual aún me alegra más unirme a este selecto club, perdón, blog.. je je.
    En segundo lugar, me gusta tu estilo de narrar y, por supuesto, como buen maño que soy, me encantan las fotos del pirineo, no solo del oscense aunque lo conozco más.
    En lo referente al crucero he de decirte, que todo humano que se precie de serlo, al menos UNA VEZ EN LA VIDA, debe probar semejante mole moviéndose cuan gacela por la sabana, surcando esos mares de Dios.
    Además de vivir a cuerpo de rey, encontrarte "mogollón" de pijos por metro cuadrado, sirve sobretodo, para descansar yyyyyyyyyyyyy, para otear el ambiente de otros paises e ir tomando nota de los lugares a los que volverás con tiempo y ganas para conocerlos plenamente.
    Ah, se me olvidaba, también merece la pena por ver esas caras de terror de los paisanos de alguna islita cuando ven desembarcar semejante marabunda globalizada (siiii, globalizada que no solo van españoles en cruceros, je je)hambrientos de ver, comprar, comprar, comprar más,... ah, y comprar también.
    Lo dicho, gracias por el blog con el que nos regalas y gracias por visitar A SALTO DE MATA.
    Saludicos desde Zaragoza (bueno, Utebo, pero está al "lao")
    Miguel

    ResponderEliminar
  3. Hola Joselez, veo que te han sentado de maravilla ls vacaciones, que vienes muy cañero y eso no está nda mal, porque le das sal al Blog y a la vida, jejejeje.

    Esas fotos del Pirineo estan muy bien, pero que muy requete bien.

    Seguire espectante para seber más sobre tu aventura vacacionil.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, copép., me imagino que te irás dentro de poco, yo no tengo ya "cuartos", otra vez será (lo de ir al Reino Capense).

    Gracias por tus palabras, tu eres siempre bienvenido.

    ResponderEliminar
  5. Joselez que envidia sana me da, que pedazo de vacaciones te has dado, es impresionante las imagenes de la naturaleza, y aún más las del crucero tiene que ser una pasada.
    Bien venido de nuevo con las pilas cargadas, saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Miguel, sé bienvenido, y de gracias nada, que tienes un blog muy bueno, gracias a tí por pasarte y dejar comentarios.
    Con respecto a los Pirineos creo que se me ha visto el plumero, eh? He dejado unas cuantas fotos de ellos y sólo una del crucero.También, como dices, tiene bastante interés éste, no sólo antropológico, del que haría las delicias de un etólogo (o investigador del comportamiento animal), sino que nos permite echar rápidos vistazos para ver dónde vamos a volver en próximos viajes, ya que te quedas con ganas de más.

    Y, jeje, tienes mucha razón con lo de: ¡qué vienen los hunos! se tienen que quedar muertos con tanta gente.

    Muchas gracias, Miguel, saludicos para tí y Zaragoza (y, cómo no, Utebo)

    ResponderEliminar
  7. Bueno, Abi, he flipado como nunca en Los Pirineos. Sólo había estado una vez antes, pero esta última fue la refinitiva, fue mucho mejor.

    Verás fotos mejores en próximas entradas, pero poco a poco, que voy lento. Hay que tener un poco de paciencia conmigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Pizarro, me alegro de que te gusten las fotos. Ahora es cuando me toca descansar, lo siento si doy mucha envidia (je, je... a lo mejor no), pero es que ya me tocaba. Fue una oportunidad que me salió y que no podía rechazar. Últimamente hago por lo menos un viaje chulo y largo al año, pero me he pasado muchos años sin salir.

    Pero sí, las pilas están cargadas para una temporada. Buen finde a tí también...

    ResponderEliminar
  9. Muy chulas las fotos de los Pirineos. No me veo yo en un crucero con tanta aglomeración... Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Esto es para poner los dientes largos, no?
    Pues lo has conseguido, aunque me quedo con el Pirineo antes que con el crucero, me pasa lo mismo que a mi paisano Anzaga, que las aglomeraciones me producen pánico.

    Bienvenido! y gracias por compartir estas espectaculares imágenes

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Javier, ya verás más cosas dentro de poco. Las excursiones han estado muy bien, pero te quedan ganas de más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Anzaga, yo tampoco me veía... es cuestión de amoldarte y hacer lo que más te apetezca en cada momento, porque a mí las aglomeraciones tampoco me gustan, tenía que hacer de tripas corazón para desayunar, porque había mucha gente, tenías que guardar cola, buscar sitio, que no te lo quitaran si te despistabas en un momento dado... pero al tercer día estabas acostumbrado y procurabas ir a los sitios cuando menos gente hubiera. En fín, como decía alguien por aquí, si lo pruebas una vez en la vida no pasa nada (pero claro, te tiene que apetecer)

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Sí, Begoña, ja,ja,ja... amí me pasa lo mismo ¿eh?, que un viaje a Los Pirineos tiene mucha más molla de lo natural, pero lo otro ha estado bien también, ha sido diferente y he aprendido muchas cosas, entre otras cosas que me interesa la historia más de lo que creía, lo que antes nunca nadie había despertado en mí (me refiero a profesores de Historia) lo han hecho los estupendos guías de las excursiones, y ahora estoy empezando a profundizar un poquillo con los libros que me compré sobre Roma, Florencia, Pompeya... también es muy interesante.

    Gracias a tí, Begoña, saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias por hacerte seguidor de mis blogs. No conocía tu trabajo, y... la verdad, me encanta. Felicitaciones, gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  15. Pues gracias a tí, don fernando, me agradan mucho tus blogs (y Galicia también) y por eso te seguiré visitando.

    Muchas gracias por lo que dices, con visitantes así ¿quién necesita enemigos? Pásate siempre que quieras, bienvenido.

    ResponderEliminar
  16. Bienvenido Joselez.

    Yo me apunto al selecto club de los antiaglomeración. El barco, para navegar...con pocos y buenos amigos. Si tienes que luchar por sobrevivir a diario entre tanta gente en un crucero ¿Qué no sucederá si el barco zozobra?

    Lo de los Pirineos me va más. Por cierto, allí también tienes circos espectaculares, muy antiguos...y glaciares.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Si Fcº Javier, pero...¿qué hacer si te invitan y no puedes decir que no? (hala, ya lo he dicho, mira que no quería, pero al final...). De todas formas fue un viaje familiar, también hay muchas cosas que puedes ignorar si vas con mucha gente como iba yo, y lo de pensar en el Titanic, pues mejor no pensarlo. De verdad que luego no es para tanto. De todas formas lo recomiendo, pero claro, cuando lo pagas tú, pues te lo tienes que pensar mucho mejor, entre otras cosas porque es un pastón.

    Dicho lo dicho, yo también prefiero la opción pirenaica. Y sí, hay circos allí, pero no dije lo de esos circos por no mezclar ya tantos conceptos, que uno tiene ya la mente algo liada, y no es cuestión de marear al personal. Mi propósito es, sin embargo, nombrarlos en cuanto tenga ocasión, porque ví circos y valles glaciares preciosos y grandiosos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Ah! Por cierto, Fcº Javier, gracias por ayudarme a superar la barrera psicológica de los 16 comentarios... aunque, ahora que lo pienso...debe haber 19!

    Oye, ¡a ver si me escribo yo mismo la entrada número 20 y me quedo tan ancho! ¿A que lo hago?

    ResponderEliminar
  19. Nada, hombre ¡eso está hecho!

    Para eso estamos los colegas. ¡Hala pues, apúntate veinte!...¡y choca esos cinco!

    ResponderEliminar
  20. Ja, ja, ja,... ¡pues si que ha sido fácil!
    Ahora da un poco de vergüenza, eso parece ya la sección "egómetro de Joselez" o algo así, me apunto 20, porque esto de inflar uno mismo los comentarios me da cosa... ¡qué bueno!

    ResponderEliminar
  21. Uy! Acabas de convencerme de NO hacer un crucero, y eso que alguna vez me lo he planteado, pero me ha entrado un agobio al ver la foto!! jaja.

    Las otras preciosas. Me han encantado. Vaya vacas que te has chupado.

    ResponderEliminar
  22. Sí, ja,ja, el crucero es un poco agobiante. He tenido de todo estas vacaciones, es verdad, han sido completicas. No me puedo quejar...

    ResponderEliminar
  23. Joer...como os lo montais los comunistas millonarios... los obreros fachas ni para vacaciones tenemos, es lo que tiene no vivir de funcionario y los impuestos de los demás...

    ResponderEliminar

Related posts (o no)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...